Un cliente misterioso es aquel que se hace pasar por cliente en un negocio, tienda o superficie, para valorar la atención prestada por los empleados de la tienda.

Se evalúan calidades, la atención recibida, la limpieza del sitio.... Y todo se graba con cámara oculta.

Nuestros detectives privados harán de Mystery Shopper y grabarán absolutamente todo lo que sea necesario para que la investigación concluya de una manera favorable al cliente.

Se elabora el informe a tenor de las pautas que nos haya solicitado nuestro cliente.

Nuestros informes tienen plena validez legal, es decir, que si necesita presentarlos en un juzgado cuando la investigación acabe porque se haya demostrado que un empleado le ha robado y nosotros lo hemos grabado, puede hacerlo sin miedo.

Nosotros acudiremos encantados a ratificarlo. Contrate profesionales. Llámenos.